Hasta el 16 de febrero de 2020
Comisario: Javier González de Durana

La obra de Aitor Ortiz (Bilbao, 1971) ha venido relacionándose íntimamente con la arquitectura, en la medida en que han sido edificios y estructuras constructivas de toda clase los asuntos, reiteradamente observadas desde los más diversos ángulos, que constituyen el centro de atención de casi todas sus fotografías; incluso de aquellas en las que el asunto ha dejado de ser reconocible, aun siendo arquitectura.

Aitor Ortiz ha tenido una especial afinidad por edificios industriales y equipamientos públicos (puertos, aeropuertos, estaciones ferroviarias, depósitos de aguas…), es decir, por obras desnudas, desornamentadas y de una pureza formal estricta. Mediante el tratamiento digital, sus fotos se convertían prácticamente en representaciones de espacios imaginarios. Aitor Ortiz, hasta ahora no ha sentido interés por los elementos decorativos, las filigranas de diseño o la ornamentación caprichosa. A su manera, ha sido y es un minimalista de la fotografía al que fascinan las estructuras repetitivas y el rudo acabado maquinista de las superficies.

Pero en este nuevo proyecto expositivo, producido y diseñado para la sala Kutxa Kultur Artegunea, Ortiz captura formas arquitectónicas básicas (pilares, columnas, vanos, techos, pasamanos) de arquitecturas de Gaudí, anunciando espacios que a menudo no podemos reconocer, y se recreándose en el diseño de los detalles. Nos descubre, así, un nuevo Gaudí, más sutil y delicado, a veces difícil de percibir ante la espectacularidad de sus obras. La cámara de Aitor Ortiz es un ojo desvelador de lo que, siendo visible, sin embargo, pasa invisible para un ojo sobrecogido y exhausto de mirar.

Tanto la obra fotográfica expuesta como el diseño del montaje expositivo y el catálogo fueron concebidos a la luz y el sonido de la música, de cierta música en concreto con la que Gaudí hubiera sentido afinidad emocional y estética, la de Frederic Mompou. Aunque de una generación posterior al arquitecto, el músico encontró afinidades musicales a los hallazgos espaciales del arquitecto. De ahí que el título de esta muestra sea el de una de las piezas musicales más conocidas de Mompou, Impresiones íntimas.

120 fotografías de pequeño formato, en una escenografía cuidada y sugerente, que invita al público a sumergirse y fluir por un camino lleno de recovecos y descubrimientos.

#AitorOrtiz

Kutxa Kultur Artegunea
Plaza de las cigarreras, 1 – Tabakalera.
20012 Donostia / San Sebastián
artegunea@kutxa.eus

www.kutxakulturartegunea.eus