Fabra i Coats: Centre d’Art Contemporani de Barcelona inaugura dos exposiciones: Una exposición verdadera de Martí Anson y The Late Estate Broomberg & Chanarin

  • The Late Estate Broomberg & Chanarin es la exposición póstuma de los artistas Adam Broomberg y Oliver Chanarin, que marca la muerte de su identidad compartida.
  • El artista Martí Anson propone una muestra en construcción, sin reglas ni explicaciones, que sitúa al visitante en el interior de la práctica artística, en un entorno en constante transformación.

Del 20 de febrero al 23 de mayo de 2021, Fabra i Coats: Centre d’Art Contemporani de Barcelona acogerá Una exposición verdadera, de Martí Anson, y The Late Estate Broomberg & Chanarin, la muestra póstuma en la que Adam Broomberg y Oliver Chanarin anuncian al mundo su decisión de «morir». Ambas exposiciones irán cambiando con el tiempo, lo que pondrá en entredicho los límites del acto creativo, la autoría y la propia institución.

The Late Estate Broomberg & Chanarin

En diciembre de 2020, dos días antes de que el Reino Unido cerrara fronteras con la UE, un camión articulado de 13 metros de longitud salió de Londres en dirección a Barcelona. Iba cargado de cajas de madera con todas las obras producidas por los artistas Broomberg & Chanarin, así como sus negativos sin revelar, hojas de contactos, notas personales y esbozos de proyectos sin realizar.

Después de veintitrés años de colaboración, ese dueto se suicida legal, económica, creativa y conceptualmente. Su testamento y sus últimas voluntades se abrirán y se leerán en voz alta el 20 de febrero en Fabra i Coats. Además, su legado se mostrará de forma gradual a lo largo de tres meses de exposición, en presencia de un archivero que catalogará el legado en público en el interior de la sala.

Se trata de la primera retrospectiva póstuma de la aclamada carrera de estos dos artistas; el final de una colaboración importante, aunque sin nostalgia. Con su «muerte» cuestionan la autoría, la memoria y la herencia como conceptos cerrados. Por este motivo, la muestra recoge y da continuidad al «cadáver exquisito» de su trayectoria.

Adam Broomberg (Johannesburgo, 1970) y Oliver Chanarin (Londres, 1971) han trabajado  en un interrogatorio forense y paranoico del medio fotográfico, en busca de todo aquello cultural, emocional, político y económico entorno a las imágenes. Juntos han obtenido numerosos premios, como el Deutsche Börse Photography Foundation Prize (Reino Unido), el Infinity Award for Publication (Estados Unidos) y el Arles Photo-text Book Award (Francia). Son profesores de fotografía en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Hamburgo, y su obra forma parte tanto de colecciones privadas como públicas, entre ellas las del MoMA, la Tate Modern y el Centre Pompidou.

Una exposición verdadera

Martí Anson propone una exposición en construcción, sin reglas ni explicaciones. El único punto de partida consiste en romper con la linealidad cronológica y espacial, con el fin de introducir en la sala el proceso creativo, y cuanto más anónimo, mejor. Anson sitúa al visitante en el interior de la práctica artística, que tiene lugar en una transformación constante e impredecible a lo largo de la muestra. De ahí el título, Una exposición verdadera, ya que va adquiriendo forma y significado a medida que pasa el tiempo, como la vida misma.

Esta muestra no puede verse desde la distancia: solo puede experimentarse en el momento y desde el interior. Entrar en ella implica dejar la contemplación de lado y decidir si queremos participar en este juego que va de la parodia a la herejía, de la reflexión crítica a la acción. Como dijo Eugène Smith, «Yo no escribí las normas; ¿por qué debería seguirlas?».

¿Podemos concebir una exposición como una práctica colectiva? ¿Qué ocurre si no hay un mensaje establecido de antemano? ¿Sería posible hacerla y deshacerla? La pregunta no es qué idea o presentación innovadora podemos desarrollar con las obras del artista, sino cómo activarlas, hacerlas accesibles y así motivar un uso común del espacio expositivo.

Martí Anson 
(Mataró, 1967) suele jugar con la participación de otros artistas y con la sorpresa del público. Aborda sus propias obras y exposiciones como construcciones, como arquitecturas capaces de acoger otros lenguajes y de afrontar resultados inesperados. Algunos de sus proyectos más recientes son The Catalan Pavilion, Anonymous Architect (Palais de Tokyo, París; Fundació Suñol, Barcelona; Beaufort Biennial, Bélgica) y La botiga de l’Anson (MACBA, Barcelona; Be-Part Waregem, Bélgica).


Para más información y entrevistas, podéis contactar con:
Mònica López-Ferrado
Comunicación y prensa
mlopezfer@bcn.cat